Marcos Juárez

Marcos Juárez le debe mucho al Dr. José Manuel de la Sota

Acompañó totalmente la gestión del ex intendente Henry Dellarossa y fue protagonista de las obras de infraestructura más importantes de la ciudad.
La ciudad debiera rendirle un homenaje y el camino de circunvalación este debiera llevar el nombre del ex Gobernador.

16-09-2018

Estoy sentado frente a la computadora en estado de shok, totalmente conmocionado.
No puedo creer la noticia: el accidente que nos arrebató la vida del querido ex Gobernador y que hoy provoca esta enorme tristeza y profundo vació en la vida de los cordobeses y gran parte de la Argentina.

Se fue un político de raza, un verdadero estadista, de esos que se cuentan con los dedos de una mano. Gran conciliador, afecto a los consensos, hizo del diálogo su herramienta principal. Luchador incansable, el único que completó tres períodos como gobernador de Córdoba y que dejó una huella que marca el ritmo y la vida de los cordobeses.

Marcos Juárez le debe mucho al Gobernador José Manuel de la Sota.

Se movía en la ciudad "como pez en el agua". Era un marcosjuarense más. Nos quería y se sentía querido y respetado. Fuimos bajo su Gobierno la primera ciudad en la provincia que tuvo su Carta Orgánica Municipal y la primera que con financiamiento provincial pudo realizar sus elecciones a través del sistema de voto electrónico.

Eligió nuestra ciudad para cerrar su segundo mandato y pensó en Marcos Juárez como el primer destino para la expansión de la Universidad Siglo 21.

En ocasión de participar de un acto en la Sociedad Italiana, era tal la temperatura reinante que se salió del protocolo y le prometió a los directivos de la institución que iba a colaborar para la instalación de la refrigeración. Al año siguiente era una realidad.

Así era El Gallego, el Gober o José Manuel...tenía una impronta de decir y hacer.

Con Henry Dellarossa entablaron una enorme amistad. Cada vez que de la Sota llegaba a Marcos Juárez se alojaba en la casa del ex intendente y acompañó todos sus sueños de la obra pública vinculados al crecimiento y desarrollo de la ciudad.

Era un republicanoo de ley y defendió el federalismo a ultranza y esto le valió que los Kirchner lo castigaran con la falta de envío de fondos y aislaran a la provincia. Nunca claudicó.

Generó un espacio para el crecimiento de nuestros representantes políticos y bajo su gestión el departamento Marcos Juárez alumbró a sus primeros dirigentes de valor en los principales cargos del gobierno provincial.

Hace unos semanas nos encontramos de casualidad en el Piegari ristorante ubicado en la Recova en la Capital Federal.
Me saludó. "Cómo estás Ricardo, cómo anda Marcos Juárez? A renglón seguido me consultó por Cadena Sudeste.
Era de esas personas que no se olvidaban de un nombre o de una cara según pasan los años.
Todos se acercaron a su mesa para saludarlo: el presidente de Boca Daniel Angelici, el ministro Dietrich y el vicejefe de gobierno porteño Diego Santilli.

Antes de despedirme le pregunté por su futuro político. Me dijo que estaba muy preocupado por el país, que había visitado al padre Pepe en la Villa 31 y que la situación estaba muy fea.

Vuelve a la cancha José Manuel, le pregunté. Me dijo que si era necesario estaba dispuesto, que quería ser presidente por sólo 4 años, sin reelección, para producir los cambios que el país necesita.

El sábado por la tarde José Manuel visitó a su estilista. Una mujer en Río Cuarto que lo atiende desde hace 8 años, Lo notó cansado, casi extenuado y como nunca se durmió en tres oportunidades de manera profunda.
Le dijo que estaba agotado pero que tenía que viajar a Córdoba para el festejo de cumpleaños de su hija Natalia.

La paradoja del destino, esa broma macabra, quiso que sea en la ruta 36 "la que había que hacer para unir las dos capitales de la provincia, para evitar mayor cantidad de muertes", la que él había motorizado con recursos del gobierno provincial cuando la tarea le correspondía al gobierno nacional, esa ruta que tantos desvelos le causó, a sólo 35 kilómetros de Córdoba capital, la que se llevara los sueños del mejor gobernador que tuvo la provincia de Córdoba.

José Manuel estaba en su mejor momento, quería ser Presidente para trabajar por la unidad de los argentinos.
GRACIAS QUERIDO GOBERNADOR!!!!
Dicen que nadie muere en las vísperas...

El Dr. José Manuel de la Sota, un político con mayúsculas, ya entró en la historia grande..
José Manuel ya es historia....José Manuel ya es leyenda.

Dr. Ricardo Agusti

Seguí a Los Agusti

El Campo hoy es un producto de

Agusti Comunicación