Córdoba

Segundo Congreso mundial de alfalfa del 11 al 14 de noviembre en Córdoba capital

Con cerca de 4 millones de hectáreas actualmente cultivadas, Argentina es uno de los principales productores de alfalfa en el mundo. Aproximadamente el 80% del área total con alfalfa se cultiva bajo condiciones de secano para la producción de leche y carne en la región pampeana, mientras que el restante 20% se destina a la producción de heno y semilla bajo riego en el NOA, Cuyo y Patagonia.

09-11-2018

En la temporada 2015/16, cerca de un millón de ha se utilizaron para la producción de heno, una actividad que va creciendo en importancia tanto para el mercado interno como para la exportación. Argentina posee muchas áreas con condiciones ambientales muy favorables para la producción de altos rendimientos de forraje de muy alta calidad.

También cuenta con varias décadas de experiencia en el cultivo, así como también importantes programas de mejoramiento y desarrollo de cultivares y sistemas que permiten un rápido acceso a las nuevas tecnologías.

Más aún, Argentina es probablemente el único país del mundo que puede fácilmente incrementar el área de siembra de alfalfa en el futuro cercano para producir heno de alta calidad.

Sólo en el área centro-este de la Provincia de Córdoba, muy cercana a Córdoba Capital, donde se efectuará el Segundo Congreso Mundial de Alfalfa, existen en la actualidad unas 40.000 ha dedicadas exclusivamente a la confección de heno de alta calidad en condiciones de secano. Los rendimientos promedio rondan las 12-14 toneladas de materia seca por hectárea y por año (12-14 t MS ha-1 año-1) en sistemas de producción de 6 cortes por temporada. En la región, varias compañías producen tanto mega-fardos prismáticos (400 kg) como mega-fardos prismáticos re-compactados (800 kg) y pellets. Los mega-fardos se destinan al mercado interno y a la exportación, particularmente a Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Jordania, y más recientemente a China. De manera similar, se producen pellets para uso doméstico y para la exportación, primariamente a América Latina. En la región, la incorporación de riego suplementario puede ayudar no sólo a incrementar sino también a estabilizar los rendimientos de forraje a través del tiempo. Paralelamente, la implementación de procesos industriales que contemplen el deshidratado artificial contribuirá seguramente a estabilizar la oferta de heno de muy alta calidad, permitiendo el acceso a los mayores precios internacionales de estas categorías.

El programa propuesto para el congreso incluye una gira a través de esta zona altamente productiva del centro-este de Córdoba, de manera que posibilite a los participantes del evento tener una mirada directa sobre la producción de empresas locales así como también valorar el gran potencial del país como abastecedor internacional de alfalfa.

Respecto de esto último, el mercado mundial de heno de alfalfa en 2015 rondó los 7,6 millones de toneladas por un valor total superior a los 2.500 millones de dólares; sin embargo, Argentina sólo contribuyó con el 0,3% del volumen comercializado. Este contexto marca no sólo la importancia global del negocio sino también las enormes potencialidades de Argentina para convertirse en un actor significativo de este negocio que tiene una demanda creciente y cada vez más insatisfecha.

Seguí a Los Agusti

El Campo hoy es un producto de

Agusti Comunicación